Nacimiento del río Vinalopó (Banyeres de Mariola – Bocairent)

nacimiento del río Vinalopó

Compartir esta publicacion

El nacimiento del río Vinalopó se encuentra en plena Sierra de Mariola. Limita con las poblaciones de Alcoy, Concentaina, Muro, Banyeres y Bocairent; esta sierra fue declarada en el año 2002 como Parque Natural.

¿Qué es el Nacimiento del río Vinalopó?

Al recorrer este paraje natural podremos ver el gran valor que tiene en cuanto a flora y fauna. Tiene multitud de especies que lo habitan, desde tejones a zorros y jabalís. Si te gusta el senderismo, andar en bici, conectar con la naturaleza y dar un agradable paseo en familia, la Sierra de Mariola puede ser el lugar perfecto.

El lugar destaca por tener una de las rutas de senderismo más atractivas y fáciles de Alicante. Cada año, son miles de personas las que emprenden esta hermosa excursión entre grandes árboles, variedad de vegetación y antiguos molinos hidráulicos, que utilizaban la fuerza del agua para hacer harina, y luego, papel.

El río Vinalopó cuenta con 81 kilómetros de recorrido y es el río más largo de la provincia de Alicante. Este desemboca en el azarbe de Dalt, que conecta el Parque Natural de El Hondo de Elche-Crevillente con el de las Salinas de Santa Pola.

La ruta al nacimiento del río Vinalopó tiene una distancia total de 5,6 km y una duración estimada de 1h y 30min. Es de dificultad baja y es ideal para hacer en familia con niños.

¿Cómo llegar al nacimiento del río Vinalopó?

nacimiento del río Vinalopó

Vamos a dejar el coche en Banyeres, en el camino Pantanet, y luego seguimos a pie por el camino de tierra hasta llegar al cauce del río Vinalopó.

Otra opción para llegar al área recreativa del Molí de l’Ombria, desde este punto la ruta es más larga, al menos unos 13 kilómetros ida y vuelta.

Sobre la ruta por el río Vinalopó

Luego de aparcar el carro en el pueblo de Banyeres, junto al polideportivo, seguimos el camino por tierra en descenso, hasta llegar al río. Al llegar, continuamos por la senda que queda en nuestro lado izquierdo, luego de un par de minutos, nos encontramos con un puente peatonal de madera, el cual vamos a cruzar.

  1. El camino discurre por una sucesión de masías, muchas de ellas actualmente están en estado de abandono, sin embargo, siguen siendo un lugar con encanto natural, veremos vegetación autóctona del lugar. De este tramo vale la pena destacar el Molí, el cual fue construido en la primera década del siglo XIX.
  2. Luego de visitar el molino, seguimos la senda paralela al río y nos encontramos con dos molinos más, el Molí de Dalt y el Molí de Baix. Desde este punto descendemos hasta el río y nos encontramos con la belleza del Toll Bau, un enclave en el cual el río forma pequeñas cascadas por una pared completamente llena de musgo de unos cuatro metros de altura. La poza alberga aguas turquesas y vegetación a su alrededor, lo que le da un aspecto de selva: aunque es de difícil acceso, merece la pena llegar y bañarse en sus aguas frías. Por seguridad, si vas con niños, mejor no dejarlos adentrarse porque puede ser profunda la poza.
  3. Seguimos nuestro camino río arriba y a pocos metros nos encontramos una pequeña poza de poca profundidad, pero con suficiente agua como para disfrutar de un chapuzón. El agua está fría incluso en verano.
  4. Siguiendo la senda, llegamos a la Font de la Coveta, lugar que mucha gente considera como el nacimiento del río Vinalopó, que brota en una pequeña cueva. La Font de la Coveta es un hermoso manantial de aguas subterráneas que en realidad es otro afluente más para el río Vinalopó, sus cristalinas y frías aguas aparecen del suelo de la pequeña cueva.

Acá nos tomamos un descanso y disfrutamos de la belleza del lugar, tomamos unas cuantas fotografías y nos disponemos a regresar por el mismo camino hasta llegar al punto de inicio de la ruta; o bien puede avanzarse por la senda hasta llegar a la Fábrica de Blanes.

Fábrica de Blanes

nacimiento del río Vinalopó

Esta fábrica fue construida inicialmente como molino de harina en el siglo XVIII, luego fue convertida al sector papelero desde principios del siglo XIX hasta el año 1942 que fue cerrada y abandonada. Esta fábrica es la más grande de la zona y tiene un puente para cruzar de un lado al otro del río.

Adentrarse en la construcción de la fábrica puede resultar peligroso, ya que pueden producirse desprendimientos del techo o paredes debido a su estado ruinoso abandonado. Además, la naturaleza lo rodea tanto por fuera como por dentro.

Castillo del Vinalopó

Es una construcción que se encuentra dentro del Parque Natural de Sierra Mariola y que servía como refugio a los habitantes de las alquerías próximas. Esta fortaleza fue construida en los siglos XII-XIII cercana al río Vinalopó, actualmente se conserva el muro de levante de la torre y algunos tramos del lienzo de la muralla.

Castillo de Banyeres de Mariola

El castillo está a 830 metros de altura, su torre es de construcción musulmana, de época almohade (S. XII-XIII) y alberga el museo festero de la localidad. Desde la torre pueden observarse las cuatro provincias entre las que se encuentra situado: Valencia, Alicante, Albacete y Murcia.

Lavadero

nacimiento del río Vinalopó

Se trata de la fuente conocida de antaño como el lavadero municipal. Su existencia se remonta a 1885. Era el lugar donde las mujeres de Banyeres de Mariola iban a lavar las ropas, sitio de trabajo y de encuentro.

Ruta de los Molinos

La Ruta de los Molinos es una excursión que une los tres molinos papeleros más importantes de Banyeres de Mariola, de los nueve que estuvieron activos en el río Vinalopó, entre los siglos XVIII y XX. En estas peculiares construcciones fabriles trabajaron la mayor parte de los vecinos de Banyeres durante muchos años.

Otros lugares de interés en el pueblo de Banyeres de Mariola son: La Iglesia de Santa María, el Monumento a San Jordi, la Ermita del Santo Cristo, la Torre Font Bona (Museo Arqueológico) el Museu de L’espardenya, el Museu Fester y el Museu Valencià del Paper.

No olvides conocer ¿Qué hacer en la Granadella de Jávea en Alicante?

Quieres hacerle publicidad a tu negocio?

Visitar Alicante es una experiencia única que ofrece cultura, historia, naturaleza y diversión. Alicante es una ciudad costera con un clima agradable, playas de arena, monumentos históricos y una gastronomía deliciosa.

%d